• Entrega Presidente Municipal 50 carritos a las cuadrillas de limpieza del primer cuadro de la ciudad y una pipa.
  • Durante dos décadas los trabajadores tuvieron que soldar sus viejos tambos para poder brindar el servicio a la ciudadanía.

Después de 20 años sin que una Administración Municipal equipara las cuadrillas de barrido manual del Centro Histórico, el Alcalde José Ramón Enríquez Herrera entregó 50 carritos y también una pipa para dignificar la labor de los trabajadores del Ayuntamiento al ya no tener que reparar sus viejas herramientas para mantener a Durango como una ciudad limpia y verde.

Con este apoyo, la Dirección Municipal de Servicios Públicas llega a 90 carritos para atender al 100 por ciento el primer cuadro de la ciudad, donde a diario se recorren 85 mil metros lineales para levantar residuos urbanos, mientras que se cuenta con un total de nueve pipas para dar mantenimiento a las áreas naturales distribuidas en 110 rutas.

“Gracias por mantener una ciudad limpia, ustedes representan el mayor número de trabajadores municipales, hacen un esfuerzo sin importar si hay sol, polvo o viento, ahí están porque el papel central de un gobierno es el rostro humano, es tiempo de hacer buenas prácticas de gobierno”, expresó el Edil.

Desde el 2004 los empleados de limpieza no tenían una pila nueva y tampoco se les dotaba de las herramientas necesarias, a pesar de ello, nunca dejaron de cumplir con su responsabilidad, lo cual reconoció Enríquez Herrera pues en días festivos recolectan hasta 15 toneladas, temporadas en las que se genera entre 30 y 40 por ciento más re residuos.

En tanto, Jorge Parra Meléndez, director de Servicios Públicos, destacó que Durango se mantiene entre los mejores niveles como ciudad limpia con el esfuerzo diario de cada persona y el equipo que recibe esta área dignifica su trabajo.

Alicia García Valenzuela, dirigente del Sindicato de Trabajadores Municipales, expresó que todos suman un equipo de aliados, saben responder y respaldar a Durango con trabajo, y distinguió que desde hace 20 años una administración no entregada tambitos nuevos, por lo cual los empleados se veían en la necesidad de arreglarlos pues es su herramienta de trabajo, “mis compañeros están contentos porque no van a tener que soldar sus tambos ni arreglarlos con alambre”, resaltó.

Por último, el Presidente Municipal agradeció a los trabajadores su compromiso y también llamó a los ciudadanos a ser parte de esta cultura pues “una ciudad limpia no es la que barre más, sino la que barre menos porque tira menos”, concluyó.

Anuncios