Presenta mensaje ciudadano a un año de Gobierno

 

  • Hay un gobierno que camina y ve hacia adelante.
  • Avanzamos en muchos temas, pero también hay retos para iniciar el segundo año de trabajo por los duranguenses.

“Aquí estoy con la frente en alto para rendir cuentas a la ciudadanía que me dio la oportunidad de llegar a esta responsabilidad que tanto busqué”, así abrió enfático el gobernador José Rosas Aispuro Torres su mensaje ciudadano con motivo del Primer Informe de Gobierno.

En el Estadio Francisco Villa, sede de Los Generales de Durango, reconstruido en la actual administración, Aispuro Torres, se dirigió a un público entre los que se encontraban representados todos los sectores de la sociedad duranguense, así como el secretario de Desarrollo Social a nivel nacional, Luis Miranda, en representación del Gobierno Federal y Ricardo Anaya Cortés, presidente nacional del Partido Acción Nacional.

El mandatario duranguense recibió el respaldo y acompañamiento de sus compañeros homólogos de 11 entidades y de diferentes ideologías partidistas: Francisco García Cabeza de Vaca de Tamaulipas, Alejandro Tello Cristerna de Zacatecas; Miguel Márquez Márquez de Guanajuato; José Antonio Gali Fayad de Puebla, Alejandro Moreno Cárdenas de Campeche, Alejandro Murat Hinojosa de Oaxaca, Francisco Domínguez Servién de Querétaro; Martín Orozco Sandoval de Aguascalientes, José Ignacio Peralta Sánchez de Colima, Silvano Aureoles Conejo de Michoacán y Carlos Joaquín González de Quintana Roo.

Ante ellos, el Gobernador manifestó que se han sentado bases firmes para el desarrollo de Durango y que inicia un segundo año de gobierno lleno de retos, con grandes expectativas que se cumplirán con la participación de todos, porque “gobernar es una tarea de todas las instancias: federales, estatales y municipales, al igual que de los ciudadanos”, por eso exhortó a seguir sumando esfuerzos porque “el cambio lo hacemos todos”.

 

Tenemos una radiografía muy clara de la situación actual de la que partimos hace un año subrayó e hizo un recuento de los momentos difíciles y no planeados que se tuvieron que sortear estos meses: se recibió un estado endeudado, con cantidades fuertes que cubrir a corto plazo; se enfrentó apenas iniciado el gobierno una contingencia grave por lluvias atípicas que obligó a actuar de inmediato y a dar seguimiento todo este tiempo a afectados; a la par que se trabaja en los planes y programas para combatir las necesidades de la sociedad se realizan auditorías que han derivado en diversas denuncias en contra de ex funcionarios y empresas, que afectaron el patrimonio del estado en gobiernos anteriores.

 

Sin embargo fue muy insistente en señalar que –aunque es necesario decirlo para que los duranguenses conozcan de donde de partió- el suyo es “un gobierno que camina y ve hacia adelante”.

 

Y habló también de los retos al futuro, pues hay cinco años por delante para seguir cumpliendo y viendo por los duranguenses, involucrando a todos los sectores y de la mano de todos los niveles de gobierno, con una división de poderes sin precedente, pero que no significa división sino trabajo conjunto.

 

Entre lo que viene a partir de este segundo año de gobierno anunció: la construcción de puentes en los bulevares Domingo Arrieta y Francisco Villa, de la mano con el alcalde José Ramón Enríquez, el fortalecimiento a las instituciones de Justicia; la reconstrucción del Paseo del Viejo Oeste y la creación de la Escuela de Cinematografía para fortalecer esa industria en la entidad; así como elevar el Instituto de Cultura a nivel de Secretaría.

 

“Todos somos corresponsables y tenemos una tarea; tenemos un gobierno con rostro ciudadano, comprometido con un desarrollo que nos incluya y sirva a todos”, concluyó Aispuro Torres.

 

Anuncios